¿Qué es el fuero laboral?

Es común escuchar la palabra fuero en el marco de las relaciones laborales, en especial si este concepto va unido a la palabra maternal o sindical, pero no existe una idea clara y completa acerca de su significado, de su contenido o de su alcance, por lo que, a continuación explicaremos en detalle qué significa el fuero, la importancia que tiene y la manera en que este influye en las relaciones laborales.

Coloquialmente, el fuero suele entenderse como un privilegio o una exención que se otorga a una persona o grupo de personas, sin embargo en materia laboral, el fuero corresponde a un derecho de los trabajadores y trabajadoras de determinadas categorías, en especial cuando se encuentren inmersos en una situación de riesgo o vulnerabilidad frente a una eventual terminación de contrato.

La legislación laboral chilena recoge y consagra esta materia en el artículo 174 del Código del trabajo. Es esta disposición legal quien nos entrega la definición al respecto y limita su sentido y alcance.

En otras palabras, el fuero laboral es una medida que la ley laboral otorga a los trabajadores y trabajadoras que lo posee a no ser despedidos sino únicamente por causas específicas que han sido definidas en la misma ley, para lo que además el empleador necesitará autorización judicial.

El fuero es una herramienta extraordinaria en el contexto de las relaciones laborales, que se fundamenta en el principio de protección al trabajador y en el principio de permanencia en el empleo. Además, constituye un límite a las facultades del empleador, puesto que no podrá despedir al trabajador, sino únicamente con autorización judicial y por las causales específicas. Si bien, nuestro sistema legal laboral posee un principio de estabilidad relativa del empleo, en los casos en que se den los supuestos legales, el empleador puede poner término al contrato de trabajo cumpliendo las formalidades que la propia ley establece y sin autorización alguna. Recordemos que si el empleador no cumple estas formalidades el despido puede ser declarado nulo por el tribunal competente.

¿Quienes poseen fuero laboral?

Cómo hemos señalado, el fuero es una medida excepcional y está destinado a proteger a ciertos trabajadores y trabajadoras que cumplan las condiciones para gozarlo. Entre ellos destacan la madre trabajadora y el padre trabajador, lo que se ampara en los derechos de protección a la maternidad. También poseen fuero los dirigentes sindicales, en este caso va a depender  del cargo que ostenta en la organización social. En esta misma línea cuentan con fuero además los trabajadores que sean parte de la constitución de un sindicato, quienes sean candidatos a una elección relacionada con el sindicato, el delegado sindical, el delegado del personal, representantes de los trabajadore y trabajadoras en comité paritario y los trabajadores y trabajadoras que participen en el proceso de negociación colectiva de acuerdo a la ley.

¿Por medio de que causales se puede poner término al contrato de trabajo de un trabajador o trabajadora que posea fuero laboral?

En estos supuestos, las causales de terminación del contrato de trabajo son muy limitadas, esto implica que es el propio juez quien podrá autorizar la terminación por el vencimiento del plazo, por la conclusión del trabajo o servicio que dio origen a este, o por algunas de las causales contempladas en el artículo 160 del Código del Trabajo, conocidas también como causales disciplinarias.

¿Qué es el desafuero?

Tal como hemos señalado, el fuero es una protección extraordinaria, dirigida para ciertos trabajadores o trabajadoras que se encuentran en una situación excepcional y corren más peligro de ser despedidos como consecuencia de esa situación. Por este motivo no pueden ser despedidos sin autorización judicial.

Pese a esta protección especial, el empleador podrá solicitar al juez competente que lo autorice a proceder con el despido, ello a través del procedimiento de desafuero. Para ello, el empleador deberá iniciar esa solicitud señalando y acreditando todos los hechos en los que funda dicho requerimiento.

En caso de que el juez acoja la solicitud de desafuero hecha por el empleador, el trabajador o trabajadora podrá ser despedido de sus funciones, dependiendo de la causal esgrimida, tendrán lugar las indemnizaciones. Si la solicitud realizada por el empleador es rechazada, el trabajador o trabajadora será reincorporado a sus funciones de manera inmediata.

Si un trabajador o trabajadora cuenta con algún tipo de fuero, y es despedido  sin que haya tenido lugar el proceso de desafuero ante el tribunal completamente, el despido va a ser nulo. Ante esto, podrá demandarse al empleador por nulidad de despido y se podrá requerir la reincorporación del trabajador o trabajadora a las funciones que realizaba antes del despido nulo.

¿Cuál es la extensión del fuero?

Para determinar la extensión del fuero que gocen los trabajadores y trabajadoras, debemos distinguir la clase de fuero a la que nos referimos. En el caso del fuero maternal, su extensión, de acuerdo al artículo 201 del Código del Trabajo, va desde el inicio del embarazo y hasta un año después de que haya terminado el postnatal, en otras palabras, hasta que la hija o hijo cumple un año y ochenta y cuatro días de edad. Este puede prolongarse hasta un año más, en caso de existir una licencia médica.

Para el caso de los dirigentes sindicales, la duración del fuero es diferente, ya que la ley laboral señala en su artículo 243, que el fuero laboral va desde la fecha de su elección y se extiende hasta seis meses después de que el dirigente abandone el cargo.

Para los trabajadores o trabajadoras que hayan sido parte del proceso de negociación colectiva, el fuero inicia los diez días previos a la presentación del proyecto colectivo y se extiende hasta treinta días posteriores a su suscripción.

Respecto de los trabajadores o trabajadoras que hayan sido parte de la constitución de un sindicato, el fuero inicia diez días antes de que tenga lugar la asamblea constitutiva y hasta treinta días posteriores a esta Esto lo dispone el artículo 241 del Código del Trabajo.

Los comentarios están abiertos.

Deja una respuesta