El juicio laboral es el mecanismo para solucionar los problemas entre trabajadores y empleadores cuando el dialogo se agota. Un ejemplo clásico es cuando el trabajador o trabajadora sufre un despido por una causal que no da derecho a indemnizaciones, y quiere que un Tribunal defina si está bien o mal aplicada, vale decir, que el Tribunal declare que el trabajador ha sufrido un despido injustificado.

En nuestro país tenemos nuevos procedimientos laborales desde el año 2009, que le dieron mucha mayor rapidez a la tramitación de los juicios laborales, toda vez que, antes de la reforma en comento, un juicio laboral podía durar fácilmente 3, 4 o incluso más años, pero hoy lo normal es que dure dos meses y medio a tres meses en primera instancia y otros cuatro en la Corte de Apelaciones. En otras palabras, como regla general, un juicio laboral debería demorar siete meses, y aún menos en algunas circunstancias.

Por otra parte, en un juicio laboral, el juez llamará a las partes a una instancia denominada conciliación, y le entregará al trabajador y empleador bases para un acuerdo con miras a lograr terminar el conflicto de manera más rápida, esto es, en menos de dos meses. Lo anteriormente expuesto ha incentivado que muchos juicios laborales lleguen hasta la primera audiencia (preparatoria), puesto que se ha producido un acuerdo.

En conclusión, si en los juicios laborales antiguos la justicia era inoportuna, ya que la trabajadora o trabajador debía esperar años para que se resolviera su caso, hoy definitivamente no hay excusas para no defender nuestros derechos laborales.

 

¿Quieres saber más?

¿Necesitas de un Abogado Laboral?

Asesórate con nosotros, somos Defensa del Trabajo.

Llámanos al 562 3227 7869

Escríbenos a contacto@defensadeltrabajo.cl

Envíanos un WhatsApp al +56 9 5035 3078

www.defensadeltrabajo.cl

Abogados laborales

 

Si sientes que tus derechos como trabajador han sido vulnerados, no dudes en contactarte con Defensa del Trabajo, Abogados Laborales. Nuestro equipo de abogados está altamente capacitado para otorgarle una adecuada solución, representándolo ya sea en instancias judiciales o extrajudiciales, velando siempre por la protección de sus intereses.

Recuerde que el juicio NO TIENE COSTO inicial para usted, puesto que nuestros honorarios dependen exclusivamente de si usted recibe su dinero, sólo costeando las costas del proceso en caso de ser necesario.

Puedes contarnos tu caso aquí: goo.gl/hLvr1c

Los comentarios están abiertos.

Deja una respuesta