Qué debes saber para no perder el trabajo

 In Blog

Conoce algunas de las causales de despido más comunes y no pierdas tu empleo

Si bien, gracias a las películas a veces podemos tener la idea de que el empleador puede despedir a todo el mundo cualquier día y por simple capricho, afortunadamente la realidad dista de eso pues gracias a las leyes que apoyan a los trabajadores, los empleadores deben presentar una causal válida ante la Dirección del Trabajo. De lo contrario estarían irrumpiendo en los derechos laborales del trabajador y se hacen candidatos a merecer penalizaciones y multas que pueden salirles muy caras.

¿Cuál es tu deber?

Afortunadamente o desafortunadamente la omisión o el ignorar las leyes de un lugar no nos libran de tener que pagar la penitencia cuando las rompemos, por lo tanto tú deber como trabajador conocer todas las causales de despido para no caer en ninguna de ellas.

Aquí te dejamos algunas de las más comunes, pero no te confíes y conócelas todas.

  • Mutuo acuerdo entre las partes: como su nombre lo dice, se da cuando ambas partes tienen el común acuerdo de dar por terminado el contrato.
  • Abandono de trabajo: que se considera así al salir de trabajo sin justificación en un horario no acordado y el negarse a trabajar sin razón válida en alguna o varias de las tareas que se especificaron previamente en el contrato.
  • Conductas de acoso sexual
  • Caso fortuito o fuerza mayor: es se da cuando ninguna de las dos partes tenía el término de contrato como primera intención pero por un motivo ajeno a estos como podría ser una catástrofe natural, un problema grave político, etc. Por esta causal no se deberá indemnizar al trabajador.
  • Conducta inmoral del trabajador que afecte la empresa en la que labora.

Recuerda que de no haber una causal, o no una adecuada para tu despido, tu puedes demandar y exigir que se te trate conforme la ley lo dictamina, así que si tienes dudas puedes consultar a un abogado laboral  de nuestra firma quien te defenderá y guiará si tu caso ha sido un despido  injustificado o en caso de que quieras recurrir a un autodespido que es igual a un despido indirecto.

Síguenos en Facebook si quieres seguir sabiendo más sobre tus derechos y obligaciones en el trabajo.